Nace en Santiago de Chile el 26 de Septiembre de 1843. Realizó sus estudios en el Colegio Sagrado Corazón de Santiago. El 15 de Agosto de 1863 ingresa a la Congregación de la Providencia y recibe el nombre de María Luisa. El 25 de Marzo de 1865 emite sus votos públicos de pobreza, obediencia y castidad.

El 14 de Junio de 1893 junto a otras religiosas se separan de la Congregación de la Providencia, previa indicación del Arzobispo de Santiago y es elegida Superiora de la Comunidad. El 29 de Marzo de 1895, se erigió canónicamente la Congregación de las Hijas de San José, Protectoras de la Infancia.

De ella escribieron sus hermanas: "Su muerte fue el eco de su vida. Ejemplo de acendradas virtudes nos dejó la queridísima Madre, que en su bondad nos legara el Señor, entre las que adornaban su alma santa, sobresalían una profunda humildad unida a la angelical modestia, fe inquebrantable que la hizo llevar con ánimo valeroso y esforzado todos los sufrimientos. Una caridad tierna y compasiva hacia el pobre, sobre todo hacia la niñez desvalida. Un espíritu de sacrificio y un abandono a la Divina Providencia, unido a una confianza y amor al Glorioso Patriarca San José, quien con prodigios le manifestaba cuan agradable le era la devoción y el amor que le profesaba..."

Padre Fundador